Instalación de césped natural e artificial

Instalación de césped artificial.

Un jardín con césped resulta muy atractivo, pero en ocasiones el clima, la situación de la vivienda o la falta de tiempo no nos permiten disfrutar de él como nos gustaría. Por ello cada vez más personas apuestan por el césped artificial o sintético, un producto cuya calidad y variedad han mejorado muchísimo con los años y que, además, podemos instalarlo nosotros mismos de forma rápida y sencilla.

El césped artificial se mantiene verde siempre y como no requiere riego el ahorro en el consumo de agua es muy importante. Es fácil de limpiar y mantener, es anti-alérgico y se adapta a todos los climas y suelos.

Instalación de césped natural en tepes.

Los tepes se pueden definir como rollos de césped natural fácilmente manejables y que da lugar a un cambio inmediato en los jardines públicos, jardines privados, campos de fútbol, campos de golf, piscinas, etc. Hoy en día, cada vez más personas deciden instalar ellos mismos los tepes por su facilidad de instalación.

Antes de instalar césped natural en tepes, es necesario realizar varias tareas antes. Por un lado, la instalación del riego automático es fundamental ya que es una de las formas más eficientes de regar los jardines y campos deportivos porque el agua llega de manera uniforme a todas las partes del terreno y porque ello supone un ahorro en el consumo de agua y, por consiguiente, de dinero. Por otro lado, para un mejor enraizamiento del césped natural, la superficie a plantar debe tener una buena base como una mezcla, en los mismos porcentajes, de tierra vegetal, mantillo y arena de río.

Ahora bien, una vez instalado el riego y preparado el terreno, es momento de realizar la nivelación del terreno pasando un rulo o rodillo para que quede compactado. A continuación, se debe probar que el riego funciona bien y por todos los lugares del jardín y, por último, se instala el césped natural en tepes.

Las recomendaciones a tener en cuenta una vez colocado los tepes son:

3 riegos diarios en verano (2 el resto del año) durante la primera semana.
La primera siega ha de hacerse a los 15 días después de la instalación. La altura de corte aproximado es de unos 2,5-3 centímetros.
Abonar entre los meses de marzo a noviembre.
Pasar de nuevo un rulo a los 4 días de la instalación para evitar posibles cámaras de aire.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *